La democracia como forma de organización política se encuentra en crisis en muchas partes del mundo. La fragmentación política, la pérdida de conianza en los partidos y la insatisfacción con el funcionamiento de la democracia son problemas de la mayoría de las democracias contemporáneas. En el caso de la ciudadanía francesa, por ejemplo, con una democracia que ha sido considerada paradigmática, solo el 7 % confía en los partidos políticos y el 42 % dice estar insatisfecho con el funcionamiento de su democracia. En Alemania esa insatisfacción llega al 55 % (Eurobarómetro, 2018).

Las elecciones recientes en Europa y Estados Unidos, la consolidación parlamentaria de la extrema derecha neofascista en países como Alemania, Francia, Italia, Suecia, Holanda y, últimamente, Suecia, así como el debilitamiento de los partidos socialdemócratas y socialcristianos, son manifestaciones severas de la extensión de dicha crisis. En América Latina la situación es semejante. Señales claras son la elección de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil y las
transformaciones autoritarias de Nicaragua y Venezuela. Los estudios de Latinobarómetro (Latinobarómetro, 2018) muestran incluso un deterioro del apoyo difuso a la democracia y de la satisfacción con su desempeño en los últimos ocho años.

Descargar libro:
Card image cap

Compartí: